Blogs Amigos
Radio AMLO
Videos
Versión Inglés




"La izquierda se levanta"


Selecciona tú reproductor
para escuchar RadioAMLO

Visita su página y apóyalos


“Sufragio efectivo, no imposición"

Andrés Manuel
López Obrador


“...la última de las palabras corresponde al pueblo"

Profirio Muñoz Ledo

correo_hoypg@yahoo.com


Si tienes alguna sugerencia para mejorar nuestro sitio mándanos un correo



Deja tu mensaje (no se permite lenguaje ofensivo)

Escribe tu
denuncia ciudadana, queja, comentario, sugerencia, información, aviso, noticia, llamado, dirección de tu blog, o lo que quieras.




Nombre:

Email, página o blog (opcional):
Mensaje :





Activa tu java

HoyPG - Página Principal

No al Golpe de Estado
No a la imposición


Información actual sobre Andrés Manuel López Obrador ( AMLO ) y el fraude electoral en México.

correo_hoypg@yahoo.com




Visiten la página de la Convención Nacional Democrática:
http://www.cnd.org.mx/


Ayúdanos a difundir esta página: Carteles y tarjetas AQUI



BloGalaxia
Florida Probate
Florida Probate


Pon el banner de HoyPG en tu página:


Powered by:Blogger

¡Sonrie, AMLO es el presidente legítimo!



No olviden dar click en el botón "Ver cartones" para ver los cartones más recientes de los principales diarios.

El programa "La verdad sea dicha" de la semana se encuentra al final del blog.

* Hoy es jueves, noviembre 30, 2006

Columnas de Opinión

6:40 a. m.

Astillero

Julio Hernández López

Mano ¡firmes!

  • PeFe(li)Pe
  • El verbo caer
  • Oaxaquizar México

El problema de Calderón es que no tiene opciones. Usuario fanfarrón del discurso de la mano firme y el respeto a las leyes, en sus días definitorios el abogado michoacano se ha ido cerrando puertas de negociación, tanto con el nombramiento de su gabinete de exclusión y amenaza como con el manejo equívoco del porrismo pirrurris que los panistas han instalado en San Lázaro.

Acorralado por su discurso de agente del Ministerio Público (que ha sido ampliamente aplaudido por empresarios y derechistas ávidos de que la chusma alzada sea ejemplarmente contenida) y mal asesorado y peor ayudado en la ejecución por el equipo bonsai que lo acompaña ­el matador hispano Mouriño, un ejemplo destacado de miniaturización del poder­, el prematuramente solitario Calderón corre el riesgo de que su mandato amplia y apasionadamente impugnado sufra la mella trascendente de que la ceremonia protocolaria de transmisión de poderes deba ser realizada en un escenario distinto al usual (tal vez el Auditorio Nacional, cuyo entorno ha sido tomado desde días atrás por militares), o en el de siempre, el salón de plenos de San Lázaro, pero en un marco de violencia institucional a cargo del Estado Mayor Presidencial. Ambas posibilidades, desde luego, constituirían un estigma perdurable que alentaría las expectativas de sus adversarios en el sentido de que fuese posible acortar el periodo felipista (del "Ya cayó, ya cayó; Ulises ya cayó", de Oaxaca, se ha pasado a la adaptación nacional, con tiempos verbales diferentes ­"va a caer"­ y un distinto destinatario).

El problema, desde luego, no es inmobiliario ­el pleno de San Lázaro, otro lugar de esta misma cámara, el Auditorio Nacional u otro foro­ ni de controversia jurídica que pudiese inhabilitar a Calderón para ejercer la Presidencia por los incidentes de un día que él imaginó "muy divertido". Pase lo que pase (para usar la displicente terminología de Santiago Creel), Calderón ejercerá en lo inmediato la Presidencia de la República, pero la manera como resuelva el sudoku de San Lázaro definirá su fuerza política, su ánimo de poder y el perfil con el que ejercerá la muy anunciada "mano firme, pasión por la PFP".

Lo que hoy se puede cargar a la cuenta política de PeFe(li)Pe Calderón ya es muy preocupante. La disputa por la tribuna de San Lázaro y los nombramientos del gabinete sectario han opacado lo que sucede en Oaxaca, donde el giro calderonista ha instalado un estado de sitio y ha violentado derechos constitucionales y humanos, luego de la taimada tardanza del omiso Fox en tomar decisiones que en realidad siempre quiso endosar al sucesor (el de las manos ¿impías?). Si Oaxaca puede servir de antecedente para prever lo que será el gobierno felipense, y si ese pronóstico es confirmado en el manejo de la crisis de San Lázaro, entonces estaremos en presencia de un equipo de choque decidido a castigar disidencias, vengar agravios e imponer una política de terror.

Sabido que es "de mecha corta" el esposo de la señora Margarita (chaparrito, pelón y de lentes, según histórica descripción del dirigente del PAN, Manuel Espino), peor resulta el saber que durante largos meses ha ido conteniendo su tendencia natural a la explosión con tal de sobrellevar el espinoso camino rumbo a la silla despostillada, pues pareciera ­como lo ha demostrado con sus primeros nombramientos, pensados más para un escenario de confrontación que de concordia­ que sólo espera tomar el poder para comenzar entonces una ¿larga? temporada de desahogos.

Por otra parte, hoy llega a su fin el experimento Fox. Los resultados son lamentables en general pero, en particular, el saldo es perdurablemente negativo en el terreno de la división y el odio sociales que el PAN-gobierno instaló entre los mexicanos con tal de hacer ganar al candidato del continuismo y de aplastar la denuncia y la resistencia contra el poliédrico fraude electoral cometido.

Seis años atrás, el hombre que entonces calzaba botas ­ahora, ni eso­ generaba entre un gran segmento de la población una esperanza fantasiosa sobre cambios y mejorías. Hoy, no sólo hay desánimo y frustración, sino un escenario institucional de desastre que tiene como puntos más llamativos San Lázaro y Oaxaca pero que se extiende a muchos otros lugares y muchas otras instancias de la vida pública. Ausente, manipulable y frívolo, el ex gobernador de Guanajuato ha llevado a los niveles más bajos la figura presidencial y en esa desidia, aprovechada por otros (sobre todo por su dominante y ambiciosa esposa actual), con el fraude electoral abrió las puertas a la gran división nacional.

Astillas

En el primer día del sexenio que termina este tecleador escribió: "A partir de hoy y durante seis años, Vicente Fox será el presidente de todos los mexicanos. Quienes no votamos por él, y quienes hemos criticado ácidamente lo que consideramos son sus errores personales e institucionales, debemos seguirlo haciendo en los mismos términos, para de esa manera alertar y combatir, acaso ayudar a corregir. Por lo pronto, y por hoy, hoy, hoy, el día de su toma de posesión, esta columna ha deseado dar paso al deseo de que el gran ánimo popular, esperanzado con un cambio positivo, pueda encontrar, a lo largo de seis años, la satisfacción deseada." La columna cerraba así: "Marta Christmas y Happy New Fox"... La Alianza Braceroproa, dirigida por Ventura Gutiérrez, organizó una peregrinación de Guanajuato a la Basílica de Guadalupe para manifestarse contra la pretensión de V. F. (el tecleador ya casi ni se acuerda qué significan esas iniciales) de ir a dar gracias a esa Virgen porque supuestamente le habría ayudado a realizar un buen gobierno. Anoche, al llegar a esa Basílica, la peregrinación vio que las puertas fueron cerradas para que no pudieran pasar. Y la pregunta es, ¿irá V. F. a dar las anunciadas gracias, o tendrá otro oportuno desmayo?.. ¡Uy, qué mello: que ai viene Marcos!.. Y, mientras el gobierno que dio atole con el dedo en materia de castigo a responsables de la guerra sucia cree lavarse las manos con una sentencia de última hora contra Luis Echeverría, ¡hasta mañana, en esta columna que ve a panistas tomando tribunas legislativas por doquier, tanto en San Lázaro como en Tamaulipas!

Fax: 5605-2099 * juliohdz@jornada.com.mx * www.juliohernandez.com.mx

-------->

Clase Política

Miguel Angel Rivera

Negociaciones para el primero

Hasta hoy, después de las 15 horas, se tendrá información oficial respecto a la posibilidad de que las fracciones parlamentarias de PAN y PRD lleguen a un acuerdo para el desarrollo pacífico de la ceremonia donde rendirá protesta como presidente Felipe Calderón Hinojosa.

Será apenas una formalidad. Los medios son para los políticos lo menos importante. Baste recordar que, en medio de la trifulca del martes, el presidente de la Cámara de Diputados, el panista Jorge Zermeño, apenas se esforzó por pedir orden a sus pares, pero eso sí no se olvidó de pedir a los reporteros regresar al "corral de la ignominia", como si ellos fuesen los responsables del escándalo.

Es difícil suponer que los panistas acepten la palabra de los perredistas de que se "portarán bien" durante la sesión de Congreso General.

Con escándalo o no, la sede de la Cámara de Diputados será el escenario donde Calderón hará el juramento, y esto acompañado de Vicente Fox o sin él. La fiesta será en otro sitio ­Palacio Nacional, Los Pinos, Auditorio Nacional o Palacio de Bellas Artes­, y desde allí el presidente entrante leerá su discurso inaugural ante los invitados nacionales y extranjeros.

En el sitio elegido el control absoluto lo tendrá el Estado Mayor Presidencial, sin que los fueros tengan ningún valor. Obviamente, los senadores y diputados del PRD no estarán invitados.

La cosecha

"México es un gran país y hoy se está poniendo en riesgo. Mientras tanto, algunos de los que detentan el poder político se escudan en la democracia como su gran pretexto para la inacción, un gran escape para su ineptitud. Otros son simplemente simuladores. A unos y a otros desde esta Nueva Alianza les decimos: Ya párenle", afirmó el ex priísta Tomás Ruiz al tomar posesión como presidente del Panal, en donde llevará como secretario general al boxeador y ex militante del PVEM Jorge Kahwagi. No se sabe por qué fueron castigados. Ruiz era candidato a dirigir el ISSSTE, pero ahora según los conocedores se abren mayores posibilidades para el ex priísta Miguel Angel Yunes, quien así superaría también al igualmente ex priísta y ex candidato presidencial del Panal Roberto Campa...

En respuesta a la petición de un organismo prácticamente desaparecido, la fiscalía especial para delitos del pasado, y a último minuto del sexenio, el segundo tribunal unitario federal ordenó la captura del ex presidente de México Luis Echeverría Alvarez, por el delito de genocidio cometido presuntamente el 2 de octubre de 1968...

Durante el décimo congreso nacional ordinario de la Unión Nacional de Productores de Caña de Azúcar, en la cual se eligió presidente al diputado federal Daniel Pérez Valdés, el gobernador de Veracruz, Fidel Herrera Beltrán, manifestó su desacuerdo con la decisión del gobierno federal de autorizar la importación de 100 mil toneladas del dulce...

riverapaz@prodigy.net.mx

-------->

México SA

Carlos Fernández-Vega

Por fin se va y Foxilandia con él

Aunque el daño está hecho, tras 2 mil 190 días que parecieron eternos, por fin llegó el mejor momento del gobierno del "cambio": en unas cuantas horas más, Vicente Fox se va, y Foxilandia con él.

Tres meses atrás, él mismo "bajó la cortina", "cerró la tienda", pero ni por un segundo dejó de patinar ni hacer escándalos. Ahora la Constitución lo obliga a que su retiro sea efectivo, y un adelanto concreto es que ya no vive en las cabañitas de Los Pinos (tan amoro$$$amente decoradas por Martita), sino en un hotel (Camino Real) propiedad de uno de los empresarios que mayor raja le sacó al "cambio" (Olegario Vázquez Raña), donde dice despachar.

Seis años atrás, con su bono democrático en el bolsillo, Vicente Fox entró al Palacio de San Lázaro en medio del orden, la civilidad y la esperanza de un nuevo ambiente político, tras 71 años de priato. Ahora que se va e insiste en apersonarse en ese mismo recinto para presenciar el relevo de mando ­al único que la Constitución explícitamente obliga a estar presente es al mandatario entrante, no al saliente­, el ahora inquilino del Camino Real cosecha lo que a lo largo de su sexenio sembró: desorden, incivilidad, enrarecimiento del ambiente político y social, y el rechazo mayoritario de las fracciones parlamentarias en el Congreso, trabadas en una batalla campal. Y todo en sólo un sexenio.

Si tuviera un gramo de conciencia, toda vez que la Constitución no lo obliga a estar presente en la toma de protesta del nuevo mini presidente, Vicente Fox tomaría a Martita de la mano, le solicitaría un helicóptero a Olegario Vázquez Raña o a cualquier otro barón a los que fielmente sirvió, y en la mañana del primer día de diciembre de 2006 volaría rápida y directamente a San Cristóbal para evitar mayores daños, que para ello tuvo 2 mil 190 días, y vaya que fue fecundo.

También seis años atrás, Vicente Fox comió tamales con los llamados niños de la calle y fue a la Basílica de Guadalupe, donde rezó varios minutos y en la intimidad ofreció la jefatura del gabinete del "cambio" a la madre Tonatzin, quien por lo visto no aceptó. Ahora sus comensales de aquellos días son jóvenes de la calle (lo único que les cambió fue la edad) y repetirá el numerito. "Voy a darle gracias a la virgen", ha dicho, cuando tendría que ir a pedir perdón.

Justo seis años atrás, el 30 de noviembre de 2000, el presidente entrante convocó a "democratizar la democracia", y a que ésta "se expanda del terreno político hacia la estructura económica y educativa, y permita desmontar la sociedad corporativizada que prevalece en el país".

En su gobierno la democracia sólo se hizo más selecta. El mismo la definió así: la mexicana, "es una democracia de, para y por los empresarios", y actuó en consecuencia, pero con una práctica así lejos, muy lejos estuvo de "desmontar la sociedad corporativizada que prevalece en el país". Por el contrario, la consagró.

También se comprometió a "hacer un gigantesco esfuerzo de integración con todos los países de Latinoamérica... pero no nos vamos a encerrar en la autarquía continental; ese sería un error. Eso reduciría dramáticamente nuestras opciones de desarrollo y se vería seriamente mermada la capacidad de nuestra comunidad para convertirse en un factor de contrapeso y equilibrio internacionales". En los hechos, acabó con el liderazgo mexicano en América Latina, destrozó las relaciones con las naciones de la región e hizo a México aún más dependiente del vecino del norte.

Sería interminable detallar las promesas incumplidas ­en campaña y en el gobierno­, pero más allá del onírico 7 por ciento anual de crecimiento económico, el millón 350 mil empleos por año de mandato, los 15 minutos chiapanecos, la "paz social" en Oaxaca, la "victoria" del Estado en su batalla contra el narcotráfico, la "superación" de la pobreza, la "enchilada completa" en materia migratoria, la "recuperación" del poder adquisitivo de los mexicanos, las "oportunidades iguales para todos sin distingo de sexo, edad, raza, religión o preferencia política" (lo mismo dice el Felipillo), "mis acciones y palabras serán honestas y dignas de credibilidad, fomentando una cultura de confianza y de verdad", "actuaré siempre en forma imparcial, sin conceder preferencias o privilegios indebidos a persona alguna", "actuaré con eficacia y calidad en la administración pública", y tantas otras quimeras y tomaduras de pelo, Vicente Fox deja al país enfrentado, dividido, muy cerca de la ruptura, y en el balance habrá que sumar su administración al inventario de sexenios perdidos en materia económica y social.

En resumidas cuentas, Vicente Fox fue un atroz accidente en la historia política mexicana, que lamentablemente se reeditará, con otro nombre, a partir de mañana (léase Calderolandia).

Las rebanadas del pastel

Felizmente se acabó el sexenio del "cambio", pero Vicente Fox y Francisco Gil Díaz aprovecharon hasta el último día del mandato constitucional para "desmontar la sociedad corporativizada que prevalece en el país", y antes de cerrar la tienda decidieron otorgar, a partir de hoy, mayores beneficios fiscales (ISR e IVA) a los empresarios mexicanos que "utilicen aviones que tengan concesión o permiso del gobierno federal para ser explotados comercialmente", es decir, Emilio Azcárraga Jean, Carlos Slim Helú y Pedro Aspe Armella (Volaris), Miguel Alemán Magnani (Interjet), Gastón Azcárraga (Mexicana), Alejandro Burillo y Fernando Chico Pardo (Gol), y Jorge Nehme (A Volar), entre otros.

cfvmx@yahoo.com.mx / cfv@prodigy.net.mx

------->

Martí Batres Guadarrama

Vicente Fox, el fracasado

En agosto de 2000, el día en que fueron elegidos los coordinadores parlamentarios del PRD, un alto dirigente de este partido llegaba a una reunión nocturna de un grupo de legisladores, después de acompañar a Vicente Fox en una gira por Sudamérica. Llevaba el semblante iluminado y decía con gran convicción: "Fox puede hacer cosas muy importantes, está empeñado en ser como Nelson Mandela".

Hoy es el último día del sexenio de Fox. Nunca se aproximó ni de lejos a Mandela. Por el contrario, nada digno, nada significativo, nada para el buen recuerdo ocurrió en este sexenio. Ni una sola gesta que permita a los mexicanos cargar el estandarte de Fox en algún momento. Ni una sola gran empresa, gran obra o gran transformación, nada. Hoy llega a su fin el gobierno de un Vicente Fox tonto, ridículo, traidor y fracasado.

Para vergüenza de México, para la pena ajena que sentimos todos los mexicanos, se consagró como el presidente más ignorante de toda la historia de México. Así lo recordaremos: como aquel que reconoció las aportaciones de los hermanos José y Clemente Orozco, que evocó al premio Nobel Carlos Fuentes, que saludó a la República Checoeslovaca después de su división, que recordó la expropiación petrolera de 1936, o que citó al escritor José Luis Borgues. Fox es el personaje ridículo que habló de unificar las dos Coreas, que visitó al rey de España para presumir sus botas de charol, que se peleó con Maradona, que besó el anillo al Papa. Es el ridículo que impulsó las condenas a Cuba por violación a los derechos humanos, y termina su sexenio con cientos de presos políticos, desaparecidos y asesinados. Es el personaje perverso que declaró que había que ayudar al presidente de Cuba a morirse, que permitió a Tv Azteca tomar las instalaciones de Canal 40, que saludó el golpe de Estado contra Hugo Chávez, que detuvo a ciudadanos españoles, los metió a la cárcel o los deportó acusándolos de terroristas. Fox es el perverso que dejó escapar al Chapo Guzmán. Fox es el perverso que dedicó la mitad de su sexenio a atacar al Gobierno del Distrito Federal mientras florecía el narcotráfico en el norte y el sureste del país. El que quitó a las televisoras la obligación de pagar impuestos por el uso del espacio aéreo de la nación. Es el traidor que prometió en campaña no aumentar los impuestos y apenas llegó a la Presidencia propuso poner IVA a medicinas y alimentos; es el gran traidor que prometió meter a Carlos Salinas a la cárcel y se lo trajo de asesor y liberó a su hermano Raúl Salinas. Fox es el gran traidor que llegó al gobierno con el voto ciudadano y realizó desde el poder el desafuero de Andrés Manuel López Obrador y más tarde el fraude electoral para despojarlo de su triunfo.

Fox es el gran corrupto que alentó el enriquecimiento desmedido de su esposa y sus hijos, que puso los contratos de Pemex al servicio de sus socios, que elevó el gasto personal y familiar a costa del erario como no había sucedido desde la época de los Salinas y los López Portillo, que generó con su círculo cercano una camada de nuevos millonarios a costillas del presupuesto. Fox nos deja en el recuerdo el toallagate, las cirugías plásticas en Pemex, las propiedades de Francisco Ortiz, el vestuario de la señora Marta, la remodelación de su rancho con recursos públicos, los hoteles alquilados por Reyes Tamez, los salarios de medio millón de pesos mensuales a los ministros de la Corte, las gasolineras de Mouriño, los contratos de Hildebrando, su hermano en el Fobaproa, los vínculos de Sergio Estrada Cajigal con el narcotraficante El Azul, el tráfico de influencias de Guido Belsasso, los 65 viajes al extranjero de Julio Frenk, los desvíos del Fonden de Sandra Segura, los dólares de la hermana de Santiago Creel, el zoológico de sus hijas.

Fox es el rey de la impunidad. Los grandes corruptos del pasado y del presente no pagaron pena alguna. Luis Echeverría siguió libre, Nazar Haro regresó a su casa, Oscar Espinosa Villarreal fue absuelto; Arturo Montiel vive tranquilo con todas sus residencias. Nadie pagó por los delitos relacionados con el Pemexgate. Nadie está en la cárcel por la red delincuencial de Amigos de Fox. Diego Fernández de Cevallos puede ayudar al cártel de Juárez y no pasa nada. Ulises Ruiz puede matar y no pasa nada. Víctor Flores es el líder sindical consentido del sexenio. Ninguno de los peces gordos del Fobaproa tuvo que enfrentar a la justicia. Fox es el que declararía empresario modelo a Kamel Nacif.

Fox es el tonto agresivo que le dijo a Fidel Castro "comes y te vas", que llamó a las mujeres mexicanas lavadoras de dos patas, que afirmó que los mexicanos hacían trabajos que "ni los negros querían hacer", que señaló que nos querían engañar "como viles chinos". Es el inepto que tuvo en sus manos los excedentes petroleros más altos de la historia, y que dejó a Pemex con la deuda más grande de su historia, al país con un gasto corriente acrecentado y desmedido al estilo de los verdaderos gobiernos populistas y con una inversión productiva congelada en su crecimiento. Es el fracasado que quiso que la economía creciera 7 por ciento y no pudo; es el fracasado que quería un acuerdo migratorio con Estados Unidos y obtuvo un muro fronterizo, y el que deseaba pasar a la historia como héroe de la democracia y se convirtió en un vulgar delincuente electoral.

Así termina Vicente Fox. El tonto que no supo aprovechar su oportunidad histórica, el que no logró nada, el traidor a las grandes causas que lo llevaron al poder, el corrupto que corrompió todo lo que tocó, el cobarde que se arrastró ante los poderosos. El inepto que hizo crecer el narcotráfico y la violencia. El incapaz que pensó que gobernar era sacar espots. El enemigo de la democracia que hizo renacer la institución del fraude electoral. En fin, el iluso que pretende que su gran obra fue designar sucesor a un fanático de la derecha primitiva. Adiós, Fox. Sí te vamos a recordar.


Por : Oswald!




    © 2006  HoyPG - Contra la Ignorancia: Información