Blogs Amigos
Radio AMLO
Videos
Versión Inglés




"La izquierda se levanta"


Selecciona tú reproductor
para escuchar RadioAMLO

Visita su página y apóyalos


“Sufragio efectivo, no imposición"

Andrés Manuel
López Obrador


“...la última de las palabras corresponde al pueblo"

Profirio Muñoz Ledo

correo_hoypg@yahoo.com


Si tienes alguna sugerencia para mejorar nuestro sitio mándanos un correo



Deja tu mensaje (no se permite lenguaje ofensivo)

Escribe tu
denuncia ciudadana, queja, comentario, sugerencia, información, aviso, noticia, llamado, dirección de tu blog, o lo que quieras.




Nombre:

Email, página o blog (opcional):
Mensaje :





Activa tu java

HoyPG - Página Principal

No al Golpe de Estado
No a la imposición


Información actual sobre Andrés Manuel López Obrador ( AMLO ) y el fraude electoral en México.

correo_hoypg@yahoo.com




Visiten la página de la Convención Nacional Democrática:
http://www.cnd.org.mx/


Ayúdanos a difundir esta página: Carteles y tarjetas AQUI



BloGalaxia
Florida Probate
Florida Probate


Pon el banner de HoyPG en tu página:


Powered by:Blogger

¡Sonrie, AMLO es el presidente legítimo!



No olviden dar click en el botón "Ver cartones" para ver los cartones más recientes de los principales diarios.

El programa "La verdad sea dicha" de la semana se encuentra al final del blog.

* Hoy es domingo, octubre 29, 2006

Columnas de opinión

9:53 a. m.

Oaxaca, baño de sangre

Jorge Zepeda Patterson
29 de octubre de 2006


El jueves pasado, en el programa de televisión Código 2006, de Proyecto 40, hice una pregunta a nombre de muchos mexicanos a Ulises Ruiz, "el gobernador" de Oaxaca. "Le pregunto no al político, ni al funcionario, sino al ser humano: ¿está usted consciente de que su restitución como autoridad en Oaxaca va a ser el resultado de un baño de sangre? ¿No le importa que para seguir siendo gobernador se requiera la muerte de muchos? ¿Usted sabe que dentro de 10 ó 15 años el recuerdo de toda esta coyuntura y la mención de su nombre evocarán una tragedia?". Ulises Ruiz no se inmutó y respondió con una larga parrafada sobre la importancia de la negociación. Su verdadera respuesta la dio unas horas más tarde, en la madrugada, cuando un líder de la APPO fue secuestrado a punta de pistola por un comando de desconocidos. Al día siguiente, personas armadas, pertenecientes al gobierno municipal y al estatal, bajaron de una camioneta blanca para hacer disparos contra los retenes de la APPO, con el saldo conocido de varios muertos. Uno de ellos, el periodista estadounidense Bradley Will, de la agencia Indimedios.

Al cierre de este artículo no se desencadena aún el desenlace que parece inevitable. A la fecha han caído asesinadas una docena de personas, pero seguramente habrá muchas víctimas más, antes de que termine todo esto. Más allá de la posición política de cada uno de los lectores, hay un dato de la realidad que se impone: los muertos son de un solo bando. Podemos estar en desacuerdo con los métodos o estrategias de la APPO y cuestionar la intransigencia de maestros que condenaron a sus alumnos a perder la escuela, pero es un hecho que "los de abajo" son los que terminan poniendo a las víctimas.

Por desgracia la muerte de oaxaqueños morenos, anónimos y prescindibles no parece conmover a muchos. A lo largo de los meses, mientras se fueron enlutando los hogares de los que cayeron por goteo como resultado del ataque intermitente a los retenes, pocos se tomaron la molestia de exigir la destitución de Ulises Ruiz. Las notas internacionales se centraban en las pérdidas turísticas y comerciales del centro de Oaxaca. Sin embargo, todo esto cambió con la muerte de un extranjero, uno de los suyos.

La foto de Bradley Will yaciente en el pavimento ha recorrido diarios y noticieros de todo el mundo este fin de semana. Es una "pérdida de guerra" que no entraba en los cálculos de Ulises Ruiz. El ataque perpetrado el viernes por la tarde tenía como propósito provocar la última gota que derramara el vaso y obligar a las fuerzas federales a intervenir de una vez por todas. Llama la atención que el operativo fue en plena tarde y sin buscar siquiera alguna provocación o choque que de alguna manera lo justificara. Simplemente llegaron en sus camionetas, descendieron hombres con armas de alto poder y dispararon a retenes y periodistas. El mensaje fue claro y contundente. Si el gobierno federal no ha entrado a Oaxaca para no provocar un baño de sangre, los matones locales le demostrarían que la espera también se llenaría de sangre. Ahora la Secretaría de Gobernación tendría la coartada para intervenir. En cierta forma lo hace incluso para "proteger" a los manifestantes que están siendo acribillados. Espero que todo esto no sea más que resultado de la estulticia y barbarie de un gobernador convertido en sátrapa prehistórico. Ulises Ruiz ha dicho que los agresores son autoridades municipales, fuera de control, como si los esbirros de estos municipios priístas pudiesen atreverse a tomar una acción política de esta magnitud por su propia voluntad. Quisiera creer que esto no es un arreglo fríamente calculado con las autoridades del centro para precipitar el desalojo de Oaxaca.

Recordemos que el movimiento originalmente era una reivindicación gremial. El torpe y sangriento intento de desalojo de junio pasado por parte de Ulises provocó que se convirtiera en una protesta para exigir justicia. Desde entonces la APPO ha pedido una sola cosa: el retiro de Ulises y la investigación por sus crímenes. Es lamentable que el desenlace de todo esto sea una acción represiva, en nombre de la ley, y en contra de las víctimas que reclaman la aplicación de ley.

Tendríamos que preguntarnos dónde estaban hace un año todos aquellos que ahora exigen la restitución del estado de derecho, mientras Ulises Ruiz perseguía medios de comunicación, desaparecía disidentes y golpeaba derechos de comunidades. Durante meses, antes del conflicto del magisterio, los afectados interpusieron denuncias en contra de las agresiones del gobernador. Noticias de Oaxaca, el diario líder en la entidad, ha interpuesto media docena de demandas o denuncias en los tribunales que controla el gobernador. Ninguna ha prosperado pese a que hubo asesinatos y destrucción de instalaciones de por medio.

Si al final todo esto no sirve más que para reinstalar al gobernador, el daño será incalculable. Respetar al estado de derecho debería significar la investigación de todos los delitos, incluyendo los asesinatos por parte de las autoridades locales a lo largo de estos meses. Si el gobierno federal, en nombre de su alianza incondicional con el PRI, simplemente restituye al gobernador y encuentra chivos expiatorios entre policías de rango inferior, se habrá consumado una infamia mayúscula. Me temo, además, que se habrán dado enormes coartadas a los que consideran que nuestras instituciones no tienen remedio.

La tragedia de Oaxaca puede provocar un germen de rabia e inestabilidad si el baño de sangre simplemente sirve para imponer, una vez más, la inequidad y la injusticia ancestral. Pero también podría ser el arranque de una nueva forma de hacer política. Lo sabremos pronto. Sería lamentable que la única esperanza de ajuste de cuentas proceda de la indignación internacional que provoque el asesinato de un periodista extranjero. Nuestros muertos todavía valen muy poco.

www.jorgezepeda.net
Economista y sociólogo

---------------->

La derecha se atrinchera

Diario de Guerra (electoral)
José Agustín Ortiz Pinchetti


¿Usted apostaría que es inevitable la consolidación del gobierno de Calderón? ¿Piensa usted que se acabó el poder político de AMLO? ¿Que el PRD y los demás aliados lo van a jubilar y a marginar? ¿Que Calderón, después de entronizado, dará golpes brillantes e impulsará medidas populistas? ¿Qué podría seguir la ruta de Salinas con éxito para consolidarse? Más vale que dude. Calderón no es Salinas ni estamos en 1988. La derecha no ha cambiado, pero el país sí.

Hay quien piensa que Calderón presentará iniciativas reformistas y que eso disminuirá las tensiones hasta derivar en una negociación integral. Lo veo difícil. Es cierto que el sistema electoral está agotado y que si se restructura el IFE, se prohíbe el dinero privado en las elecciones, se reduce el tiempo de las campañas y se compacta el Congreso de la Unión, se lograría un buen efecto.

Hay otras reformas posibles, en las que se podría alcanzar fácilmente el consenso: la que garantice un mínimo de bienestar a la población, la que refuerce el sistema de rendición de cuentas y reduzca la corrupción, la que regule el derecho de la información y se lo expropie a las televisoras. Podría hacerse una gran reforma del Estado, que bloqueó Fox. Podría ratificarse la propiedad pública de las industrias energéticas. No creo que esa sea la intención de Calderón y sus aliados. Los veo empeñados en lograr una complicidad con los jerarcas del PRI para que permitan la inauguración a cambio de garantías de impunidad. En el Congreso no hay un solo síntoma de voluntad política para concertar acuerdos. El PAN y el PRI, violando la ley, controlan las cámaras y las comisiones más importantes. A pesar de los "llamados al diálogo", no hay una mesa de negociación. La designación de los nuevos miembros del tribunal electoral sigue las mismas pautas del anterior. No ha descendido la voluntad feroz de aniquilar a AMLO.

La voluntad de atrincherarse de la oligarquía y sus representantes políticos es insensata. Pero como dice Bárbara W. Touchman, es frecuente que los grupos en el poder, por miedo o por falta de visión, se empecinen en actitudes irracionales que terminan por destruir su propio interés.

No pueden hacerse muchas ilusiones respecto del eclipse de AMLO. El viento empieza a soplar a su favor. El efecto de la derrota de Tabasco se ha diluido. El Frente Amplio Progresista se consolida y ofrece una propuesta integral. No abandonará al ex candidato. La fuerza ciudadana que se generó en torno de él está viva. Fox ha cedido el espacio físico para que el 20 de noviembre AMLO proteste como presidente legítimo en un acto extremo de resistencia. Para los que defienden la imposición, el problema no es que sus partidarios lo designen así. Lo amenazante es que una parte sustancial de la población lo reciba y lo considere como el verdadero y único líder nacional.


Por : trueeyes




    © 2006  HoyPG - Contra la Ignorancia: Información