Blogs Amigos
Radio AMLO
Videos
Versión Inglés




"La izquierda se levanta"


Selecciona tú reproductor
para escuchar RadioAMLO

Visita su página y apóyalos


“Sufragio efectivo, no imposición"

Andrés Manuel
López Obrador


“...la última de las palabras corresponde al pueblo"

Profirio Muñoz Ledo

correo_hoypg@yahoo.com


Si tienes alguna sugerencia para mejorar nuestro sitio mándanos un correo



Deja tu mensaje (no se permite lenguaje ofensivo)

Escribe tu
denuncia ciudadana, queja, comentario, sugerencia, información, aviso, noticia, llamado, dirección de tu blog, o lo que quieras.




Nombre:

Email, página o blog (opcional):
Mensaje :





Activa tu java

HoyPG - Página Principal

No al Golpe de Estado
No a la imposición


Información actual sobre Andrés Manuel López Obrador ( AMLO ) y el fraude electoral en México.

correo_hoypg@yahoo.com




Visiten la página de la Convención Nacional Democrática:
http://www.cnd.org.mx/


Ayúdanos a difundir esta página: Carteles y tarjetas AQUI



BloGalaxia
Florida Probate
Florida Probate


Pon el banner de HoyPG en tu página:


Powered by:Blogger

¡Sonrie, AMLO es el presidente legítimo!



No olviden dar click en el botón "Ver cartones" para ver los cartones más recientes de los principales diarios.

El programa "La verdad sea dicha" de la semana se encuentra al final del blog.

* Hoy es sábado, octubre 07, 2006

Columnas editoriales

10:10 a. m.

El IFAI y el IFE

Jesús González Schmal
"El Universal"


De los últimos estragos que está causando el foxismo en el ocaso del sexenio, es lo ocurrido en el Instituto Federal de Acceso a la Información, donde logra, a cuatro años de su creación, dar el más triste espectáculo de opacidad y manipulación para nombrar a sus nuevos integrantes y excluir a los que, debiendo ser ratificados (después del periodo transitorio, para los próximos siete años), no ofrecían las garantías de incondicionalidad que seguramente se requerían a fin de ocultar la información que será solicitada para conocer las entrañas de tan turbio sexenio.

La transparencia, se ha dicho hasta la saciedad, es la mejor medida del ejercicio de un gobierno democrático. Un sistema que se jacte de ser demócrata y no garantice el servicio de transparencia en sus actos, es una simulación que tiene efectos perniciosos y es peor que una autocracia, porque supone un engaño y un fraude a la ciudadanía que creyó en las promesas electorales de campaña. La transparencia, cuyo contenido es el de la información accesible a todos, entraña también que el órgano encargado de propiciar y cumplir dicho acceso sea el primero que, en su régimen interno, cumpla con la obligación no sólo de observar la Constitución de la República y su propia ley, sino además ser ejemplo de nitidez y claridad de sus actos y determinaciones.

Es el caso que en las propuestas de tres comisionados que concluyeron su periodo de los primeros cuatro años, pero que podían ser ratificados para los siguientes siete, la decisión de proponer o no, a uno o a todos, para su ratificación, fue hecha por el Presidente de la República en forma discrecional sin el mínimo respeto al principio constitucional que obliga a toda autoridad a fundamentar y a motivar sus resoluciones.

Tal unilateralidad llegó al extremo de nombrar como nuevo comisionado a Alonso Lujambio y negar su ratificación a Horacio Aguilar Álvarez. El primero en ejercicio de sus indiscutibles derechos fue asesor en la campaña de Felipe Calderón y había sido consejero del IFE (y por consiguiente estaba impedido para cualquier cargo en la administración cuya elección calificó), donde destacó en la defensa de los Amigos de Fox para eximir al PAN de la sanción que lo hubiera llevado hasta la pérdida del registro por haber recibido apoyo económico del extranjero y de sociedades mercantiles nacionales. El segundo, siendo panista también, es consecuente y profesa los principios éticos en la política, que antepone los intereses de la nación a los mismos de su propio partido.

Por ello es una aportación que debe reconocerse la que hace Aguilar Álvarez al interponer un amparo en protección de sus garantías de legalidad al haber sido destituido del cargo sin que se dieran las razones y la evaluación comparativa con otros comisionados respecto de su calificación profesional y de desempeño. Fácil le hubiera sido plegarse a la decisión del Presidente cual si fuera el monarca que dice la última palabra, y cargar en su conciencia la colaboración pasiva a la arbitrariedad y el daño a una institución tan importante como el IFAI.

La lucha de Aguilar Álvarez se inscribe con otras por las mismas causas de intervención presidencial arbitraria en organismos autónomos, como la destitución en el Tribunal Federal de Justicia Fiscal y Administrativa de la que fuera magistrada Aurora Cortina, que ha tenido que recurrir a la Corte Internacional de Derechos Humanos donde se admitió su denuncia. Igual ocurrió en el IFE donde, por designio presidencial, no se reeligió a dos de los mejores vocales que tuvo el órgano electoral: Jaime Cárdenas y Jesús Cantú, y en cambio, como está ocurriendo ahora en el IFAI, metieron a nuevos vocales, como Luis Carlos Ugalde, cuya actuación ha quedado en evidencia en las últimas elecciones.

Los organismos autónomos deben seguirlo siendo. Indebidamente se le dotó al Presidente del derecho a proponer a sus integrantes con facultades del Congreso para impugnar esas decisiones. Ello ha dado lugar a la práctica nociva en la que el PAN y el PRI se coluden en el respaldo a esos nombramientos presidenciales a cambio de un respaldo de posiciones y beneficios. Lo ocurrido en el IFE y ahora en el IFAI es desastroso. Debemos rectificar, para que no se expongan las conquistas populares como la ciudadanización de los órganos de control electoral y el que tiene la encomienda de defender el derecho humano a la información.

Abogado

-------------------->

Nuevo cuerpo constitucional

Gerardo Unzueta
"El Universal"


Al abordar su programa de reformas, los delegados a la Soberana Convención Revolucionaria (1914-15) llegaron a una conclusión: no bastaba con introducir cambios, aun profundos, a la Constitución de 1857: "Es necesario un nuevo cuerpo constitucional", es decir, una nueva Constitución o una reforma constitucional de fondo. Pasados 80 años de esa conclusión, el maestro constitucionalista Emilio Krieger llegaba a una conclusión similar ante la Convención Nacional Democrática convocada por el EZLN. Para los lectores de EL UNIVERSAL hago una síntesis de la ponencia (cuya copia poseo).

Presentados "los grandes agravios a la Constitución", formula "soluciones". Primero: "Revisar cuidadosamente los textos constitucionales para rescatar los principios de la Constitución de 1917 eliminados ilegítimamente, tales como la reforma agraria y el derecho preferente de los campesinos a la tierra, la estatificación de servicios públicos tan esenciales como la educación popular obligatoria y gratuita o la nacionalización de ramas estratégicas como la industria petrolera, la petroquímica básica (completa y sin mutilaciones) y la producción de energía eléctrica".

Segundo: "Igualmente, revisar el texto constitucional para establecer con claridad su sentido nacionalista, humano y sus formas de cumplimiento cabal".

Tercero: "Revisar el texto constitucional para introducir: a) el carácter de entidad federativa plena del Distrito Federal con sus autoridades popularmente electas y sus propios municipios; b) la autonomía de gobierno de las comunidades indígenas o con predominio indígena, compatible con la soberanía de la nación; c) eliminación de la facultad presidencial para designar a los ministros de la Suprema Corte de Justicia, para concederles licencias y permisos o designarlos para desempeñar puestos administrativos; d) procedimientos especiales, cuando se pretenda introducir normas en la Constitución, en los cuales se consideren la consulta popular, el referendo o el plebiscito, sujetos a mecanismos legal y claramente regulados, y e) sistema eficaz de responsabilidad de todos los funcionarios públicos, incluyendo al presidente de la República".

¿Quién puede decir que esas propuestas han sido rebasadas y que por tanto la intervención del eminente constitucionalista debe ser archivada? Pocos serían los que se atrevieran. Pero don Emilio hizo más: examinó al Poder Legislativo de ese tiempo y llegó a una conclusión perfectamente aplicable hoy: "En vista de la falta de representatividad de los poderes legislativos integrados o por integrar, derivada de la irregularidad de su elección, que los priva de legitimidad (subrayado de EK) para reformar la Carta Magna, a pesar de lo dispuesto por el artículo 135 de la misma, resulta imprescindible (id) convocar un Congreso Constituyente (id) que sea la auténtica representación del pueblo soberano... (y) esté en condiciones de decidir, con fundamento en el principio democrático de la soberanía nacional y en el texto del artículo 39 de nuestra actual Constitución... A) La continuación (o no, GU) de la vigencia de la Constitución Política de 1917... B) La incorporación al régimen constitucional (de las cinco instituciones mencionadas)... C) La elevación a rango constitucional de las proposiciones que surjan de la consulta popular previa...".

Don Emilio propone que el presidente de la República convoque al Congreso Constituyente, pero lo ha hecho una instancia superior, la Convención Nacional Democrática, y AMLO aún no toma posesión. Hasta aquí la síntesis de esta propuesta, que bien pudo aprobarse el 16 de septiembre en el zócalo. De todas formas es vigente; decidí rescatarla en homenaje al maestro Krieger, fallecido el 19 de septiembre de 1999.

Analista político, miembro del PRD

------------------->

Nueva esperanza de los mexicanos

Armín Villalobos Bustillos
"Por Esto!"




Durante la larga campaña por la Presidencia de la República que culminó el día dos de julio pasado, los articulistas señalaban de acuerdo a sus intereses, quú candidato le convenía más a los Estados Unidos, se preocuparon por los intereses de nuestros vecinos del Norte, de nuestros queridos vecinos que bardean toda la frontera con Múxico para evitar el paso de indocumentados,para evitar el paso de los esclavos que van a regalar su fuerza de trabajo, porque en nuestro país viven en la miseria, por lo tanto debió ser mas importante pensar quú le convenía mas a Múxico y a los mexicanos porque ellos esperan que el futuro presidente tenga los tamaños para salvar a este país de la incertidumbre en que lo ha dejado la administración foxista, esperan un presidente que frene el agio que en la actualidad realiza la banca privatizada, con sus prústamos de altos intereses en contraste con los que paga a los ahorradores, con servicios caros, una banca insaciable que succiona el dinero de la nación, puesto que el puro pago de intereses de los pagarús Fobaproa representó el 93% de las utilidades que obtuvieron el año pasado, utilidades que benefician a otros países, ya que la banca en Múxico se ha extranjerizado.

Los mexicanos esperan un presidente que termine con los privilegios que se conceden a los poderosos grupos que ostentan el poder económico, un presidente que impulse una reforma fiscal que beneficie a la población de bajos ingresos, que saque al campesino de su actual miseria, esperan un presidente que pueda dar empleo y seguridad a los jóvenes que día con día se integran al ejúrcito de desempleados, un presidente que combata con mano firme la corrupción puesto que ya basta de que cada gobernante, sexenio a sexenio, salga con su súquito de incondicionales con bolsas millonarias, mientras que en el país existen millones de personas en la miseria; ¿podrá ser realidad algún día esta esperanza?

-------------->

Ley fascista


Víctor Flores Olea
"Por Esto!"




Ya pocos discutirían si el gobierno de George W. Bush es una versión siglo XXI del nazifascismo. No se trata del pueblo de Estados Unidos sino de su expresión gubernamental, por supuesto con las "culpas" que merezca aquella ciudadanía, ¿mayoritaria?, que lo ha elegido en dos ocasiones cabeza del Ejecutivo. Con el agravante de que la "Ley de Comisiones Militares" fue impuesta "fast track" por el gobierno Bush, en el horizonte de que sería favorable para su partido en la próxima elección de representantes en noviembre.

Tal ley confirma hasta quú punto la democracia es pateada hoy y rebajada inclusive en sus "clásicas cunas" por quienes la han falsificado hasta el punto de "pasar" leyes fascistas con tal de obtener un mayor número de votos. Los elementales principios de la democracia son violentados sin la menor vergüenza por quienes se jactan de hacer guerras para "ampliar" la democracia en el mundo. Todo, al final de cuentas, se concentra en unas cuantas palabras: el interús, el dinero, la dominación.

Se ha informado profusamente: el Senado de Estados Unidos aprobó el 28 de septiembre, por 65 votos contra 34, una ley que autoriza la tortura (se le llama pudorosamente "túcnicas de interrogación"), que anula para siempre el derecho de los detenidos a conocer las razones de su encarcelamiento o de su trato inmisericorde, y que además cancela los compromisos de ese país con las Convenciones de Ginebra (sobre la guerra), suspendiendo para los hombres y mujeres extranjeros (tambiún a los inmigrantes legales) el habeas corpus, antecedente de nuestro juicio de amparo. Todas estas lindezas se aplicarán a quien el Presidente de Estados Unidos (o sus representantes) declare "combatiente enemigo ilegal", con lo cual, decíamos, podrá ser detenido indefinidamente sin acceso a un tribunal.

Y todavía: la ley otorga una suerte de amnistía al personal militar estadounidense que haya cometido crímenes de guerra en los últimos años (tortura, encarcelamiento clandestino, desapariciones y otros delitos), lo que redefine por primera vez en más de 50 años las Convenciones de Ginebra.

El gobierno Bush practica ya desde hace tiempo, despuús del 11 de septiembre 2001, esta violencia ilegal e inmoral, pero ahora presionó al Congreso para que lo cubriera formalmente por dos razones básicas: una reciente decisión de la Suprema Corte declarando ilegales las cárceles clandestinas de "la lucha antiterror", condenando la tortura y ordenando que todos los detenidos que no habían sido sometidos a juicio fueran presentados ante tribunales. La otra razón: como dijimos, las próximas elecciones "intermedias" y el "mensaje" a la opinión pública de que el partido republicano mantiene su firmeza en "la lucha antiterror".

El escándalo ha sido denunciado enúrgicamente por muy variadas y prestigiadas voces en el interior de Estados Unidos: por ejemplo, el director ejecutivo del Centro de Derechos Constitucionales, Vincent Warren, dijo que esta legislación "otorga al Presidente un privilegio de reyes, permitiúndole encarcelar a cualquier crítico como supuesto `combatiente enemigo', que jamás verá el interior de un tribunal o tendrá la oportunidad de cuestionar su detención o su trato. ¿Quú diríamos si otro país aprobara una ley haciendo legal el secuestro de un ciudadano estadounidense y su detención indefinida?".

Sería interminable mencionar las severas opiniones en contra de esta ley: Molly Ivins, veterana comentarista política, afirma que "la ley desecha limitaciones legales y morales cuando el Presidente decida que es necesario (hacerlo); estamos hablando de principios fundamentales de decencia básica, como tambiún de ley". Además: "solicito a los que apoyan esta ley que me ahorren una aflicción: no pretendan quedar sorprendidos por las consecuencias de esta legislación. Y no pretendan sorprenderse cuando el mundo nos compare con los nazis".

En el Washington Post Ariel Dorfman, novelista y profesor de literatura, publicó un artículo en que se pregunta cómo es posible que haya llegado el momento en que se considere oficial la tortura política en Estados Unidos. "¿Estamos tan moralmente enfermos, sordos, mudos y ciegos que no entendemos esto (que aceptar la tortura significa la última corrupción moral y legal)? ¿Somos tan miedosos, tan... bañados en nuestro propio dolor que en verdad estamos dispuestos a que la gente sea torturada en nombre de Estados Unidos?".

Ex abogados militares de los más altos rangos se presentaron ante el Congreso para repudiar la formulación de la ley, advirtiendo de sus graves consecuencias. Uno de ellos, el almirante John Hutson, quien fue el abogado militar de mayor rango en la marina, declaró que sin la protección del habeas corpus "seremos nada más que otra república bananera".

El New York Times, en su editorial que denomina "Una tiránica ley antiterror", sostiene que "nuestra democracia es la gran perdedora", y que los estadounidenses recordarán en el futuro que "en 2006 el Congreso aprobó una ley tiránica que será comparada con los momentos más bajos de nuestra democracia."

Resulta un escándalo que el gobierno de Estados Unidos, encabezado por George W. Bush, despuús de que ha sido oficialmente señalado como mentiroso al sostener que Irak disponía de "armas de destrucción masiva" y que era cómplice de Al Qaeda, para justificar su invasión, se atreva ahora a implantar una ley tiránica y fascista como la descrita. Estos son los tiempos que vivimos, que nosotros tambiún experimentamos en su peor versión con el muro ignominioso que han construido para separarnos.

---------------->

Triple play político

René Delgado
"Reforma"


Sostener a un gobernador en su puesto supone un imprescindible: que haya gobernador y en Oaxaca no lo hay. De ahí que empeñarse en sostener a Ulises Ruiz es un absurdo que, conforme pasan los días, amenaza con convertirse en un ridículo.Al gobierno federal le va salir más caro el velorio que el entierro político de Ulises Ruiz. Todo porque el PRI quiere pasear al muerto y espantar con su petate....

A estas alturas de la crisis muy poco importa que la Asamblea Popular de los Pueblos de Oaxaca y el magisterio pidan la cabeza del gobernador. Ulises ya no la trae puesta.En más de un sentido, Ulises Ruiz perdió la cabeza desde hace tiempo. De todos era sabido que el oaxaqueño era relativamente bueno para armar elecciones a su estilo y de todos era desconocida su incapacidad para armar gobierno.

Y, como muchos otros, el oaxaqueño se confundió: ganar una elección no necesariamente implica ganar un gobierno. Ahora, debe de tenerlo claro.No acababa de sentarse en el despacho de gobierno cuando Ulises mostró el cobre de su espíritu autoritario y revanchista. No se interesó por cerrar las heridas de su elección.

Pasó a confrontarse con medios de comunicación y periodistas. No desaprovechó la oportunidad para chocar con la sociedad a raíz de la remodelación del zócalo de la capital. No supo sacudirse la sombra y la herencia de José Murat y, de paso, lo confrontó. Rompió con la clase política de su propio partido que, ahora, lo respalda poniéndole zancadillas. Hostigó como pudo a los empresarios que ofrecían resistencia a sus abusos y caprichos.

Y, en el colmo del absurdo, azuzó al movimiento que hoy lo tiene contra la pared.En la desesperación por sostenerse donde ni siquiera ha estado en serio, Ulises Ruiz echó mano de la fuerza que no tenía, convirtió el problema en una crisis y, quizá, porque del conflicto hizo el sello de su sobrevivencia, quiso involucrar al gobierno federal en la confrontación.

Tenía y tiene claro que más fácil salva la cabeza en la confrontación que en la negociación política.El resultado está a la vista. Oaxaca vive uno de sus momentos más difíciles y, aún hoy, Ulises Ruiz baladronea: dice que si pide licencia será de automovilista....

Fiel a su política evasiva, el gobierno federal rehuyó el problema. Bajo el manido recurso del más absoluto respeto al federalismo, la Presidencia de la República manifestó que dado el carácter local del problema no intervendría. Conferencias de prensa se llevó el portavoz Rubén Aguilar afirmando eso. Se puso en práctica esa perniciosa idea de que, si se niega la realidad, la realidad no existe.

Así, transcurrieron semanas en las que los secretarios de Educación Pública y de Gobernación, Reyes Tamez y Carlos Abascal, se hicieron ojo de hormiga. Después, cuando Ulises Ruiz echó mano de la fuerza, el gobierno federal no pudo más que reconocer el problema y asomarse tibiamente a él. Estaba de por medio la elección federal y no se quería que ese foco de inestabilidad repercutiera en el ya de por sí complicado proceso electoral.

La receta aplicada fue la peor: ignorar el problema, dejándolo crecer como una enredadera.A 150 días de iniciado el problema, el gobierno federal está metido de cabeza. Reconoce que Ulises Ruiz es insostenible y, por haber dilatado su intervención, dejó que se mezclara otro asunto: la sesión de Congreso del 1o. de diciembre en la que Felipe Calderón deberá asumir la Presidencia de la República.

En los pasillos de Gobernación se dice que la complicación para darle solución al problema deriva de la amenaza hecha por varios gobernadores del Partido Revolucionario Institucional: si Ulises cae, la fracción parlamentaria tricolor podría romper el quórum en la sesión de Congreso del 1o. de diciembre. La asunción de Felipe Calderón de la Presidencia de la República se vería en peligro.En ese punto, el gobierno federal dobló para variar las manos.

Abandonó la idea de que fuera el Senado de la República quien determinara la eventual desaparición de poderes en Oaxaca y cedió sin más ante las demandas del magisterio pero, aun así, la exigencia de destituir a Ulises Ruiz se mantuvo. Por eso tanta contradicción, tanta mesa, tanta indecisión, tanto discurso inútil queriendo validar el uso legítimo de la fuerza que, al final, queda no en un acto de autoridad sino en un acto de indecisión....

Frente a la circunstancia oaxaqueña queda una duda y un último recurso.La duda consiste en saber qué fue lo hablado por el presidente Vicente Fox y los gobernadores priistas que han manifestado su apoyo a Ulises Ruiz. Algo se tuvo que negociar porque, a partir de ese encuentro, comenzó el giro gubernamental (federal) planteando como disyuntiva el diálogo político o el desalojo por la vía de la fuerza. Disyuntiva que, por lo que se ve, tiene muy mal parado al gobierno federal que no acaba de deshojar la margarita de Ulises Ruiz.

Si no hubo mezquindad en la negociación, es obligado pensar que la Presidencia de la República planteó el conflicto oaxaqueño en el marco de la situación política nacional. Esto es, habría planteado una fórmula de arreglo que, por un lado, diera satisfacción al priismo (aun al precio de sostener en el gobierno oaxaqueño a Ulises Ruiz) acotando, sin embargo, los márgenes de maniobra del gobernador y, por otro lado, le diera garantías al gobierno de Felipe Calderón sobre la base de contener la política chantajista tricolor que, de a tiro por acto o acción del gobierno saliente o entrante, eleva el precio de su apoyo.

Algo se tuvo que haber negociado pero, por lo pronto, eso está en la penumbra.A manera de ejemplo, se pudo haber negociado sostener a Ulises a cambio de dos reformas: una local que, como se ha propuesto, acote al mandatario y fortalezca los instrumentos de participación directa de la sociedad oaxaqueña y, dos, una estructural -acaso, la energética- que amplíe el margen de maniobra de Felipe Calderón. El precio de esa negociación podría no ser tan oneroso con todo y lo elevado que es, pero -si la titubeante acción gubernamental sólo es producto de la amenaza de que los priistas no integrarían el quórum en la sesión de Congreso General-, es evidente que tanto el gobierno saliente como el entrante son rehenes del PRI. ¿Qué se negoció, en esa reunión de Fox con los gobernadores?

Como quiera, ahora el gobierno federal no tiene más que una opción: aplicar un triple play político, antes de que Ulises Ruiz cometa un acto desesperado que complique aún más las cosas y arrastre al país a un conflicto mayor....

Ese triple play político es el siguiente: uno, negociar el desalojo pacífico de la plaza por parte del magisterio y la APPO; dos, presionar para que la fracción parlamentaria albiazul y la perredista declaren, en el Senado, la desaparición de poderes en Oaxaca; y, tres, alentar e instrumentar una reforma política en Oaxaca que dé garantías a todos, a todos los actores políticos en esa entidad.La estancia de Ulises Ruiz en el gobierno de Oaxaca es insostenible, el gobierno federal dejó escapar la oportunidad de concretar una negociación de largo alcance, el tiempo presiona.

Si no se lleva a cabo ese triple play rápidamente, el porvenir será todavía más incierto y el gobierno federal saldrá otra vez ponchado.

--------------------->

"Me hubiera gustado llegar al fondo", señala el tabasqueño

Hildebrando retiró demanda contra AMLO


Heliodoro Cárdenas
"Milenio"


Como se recordará, López Obrador aseguró que Hildebrando recibió contratos millonarios, gracias a sus lazos familiares, en la administración pública federal.
Andrés Manuel López Obrador informó ayer que fue retirada la denuncia en su contra derivada de los señalamientos que hizo sobre tráfico de influencia de la empresa Hildebrando, propiedad del cuñado del presidente electo, Felipe Calderón, durante el segundo de los debates entre candidatos a la Presidencia de la República.

El tabasqueño, que continúa su gira por su tierra natal, comentó que esto ocurrió muy a su pesar, pues le hubiera gustado que la demanda continuara para llegar al fondo y "ponerlos al descubierto como lo que son, una lacras que se dedican a robarse el dinero del presupuesto".

Como se recordará, López Obrador aseguró que Hildebrando recibió contratos millonarios, gracias a sus lazos familiares, en la administración pública federal, especialmente en el sector energético que encabezó Felipe Calderón durante algunos meses.

El cuñado de Felipe Calderón, Diego Zavala, presentó una denuncia por difamación luego de que spots televisivos de la coalición Por el Bien de Todos reiteraran la acusación de tráfico de influencias en su contra.


Por : trueeyes




    © 2006  HoyPG - Contra la Ignorancia: Información