Blogs Amigos
Radio AMLO
Videos
Versión Inglés




"La izquierda se levanta"


Selecciona tú reproductor
para escuchar RadioAMLO

Visita su página y apóyalos


“Sufragio efectivo, no imposición"

Andrés Manuel
López Obrador


“...la última de las palabras corresponde al pueblo"

Profirio Muñoz Ledo

correo_hoypg@yahoo.com


Si tienes alguna sugerencia para mejorar nuestro sitio mándanos un correo



Deja tu mensaje (no se permite lenguaje ofensivo)

Escribe tu
denuncia ciudadana, queja, comentario, sugerencia, información, aviso, noticia, llamado, dirección de tu blog, o lo que quieras.




Nombre:

Email, página o blog (opcional):
Mensaje :





Activa tu java

HoyPG - Página Principal

No al Golpe de Estado
No a la imposición


Información actual sobre Andrés Manuel López Obrador ( AMLO ) y el fraude electoral en México.

correo_hoypg@yahoo.com




Visiten la página de la Convención Nacional Democrática:
http://www.cnd.org.mx/


Ayúdanos a difundir esta página: Carteles y tarjetas AQUI



BloGalaxia
Florida Probate
Florida Probate


Pon el banner de HoyPG en tu página:


Powered by:Blogger

¡Sonrie, AMLO es el presidente legítimo!



No olviden dar click en el botón "Ver cartones" para ver los cartones más recientes de los principales diarios.

El programa "La verdad sea dicha" de la semana se encuentra al final del blog.

* Hoy es jueves, septiembre 21, 2006

Análisis Político

10:50 a. m.

Cárdenas y su juego

José Gil Olmos
"Proceso"


México, D.F., 20 de septiembre (apro).- El ingeniero Cuauhtémoc Cárdenas decidió romper su silencio y en un juego de espejos acusó a Andrés Manuel López Obrador de ser intolerante, dogmático; de no escuchar, así como de provocar la división en la izquierda mexicana. Acusaciones que en algún momento a él también se le hicieron y que, muy a su estilo, desdeñó desde el pedestal en el que ha pretendido auparse para no manchar de lodazal su apellido.

Con la facilidad que da hablar de los acontecimientos una vez que han pasado, Cuauhtémoc Cárdenas se ha soltado criticando la actuación de López Obrador, en una actitud que ha sido repudiada por muchos simpatizantes del PRD, quienes al escuchar su nombre en la pasada Convención Nacional Democrática en el Zócalo capitalino, lo abuchearon como pocos pudieron haber imaginado.

El exgobernador de Michoacán ya no es el mismo, su peso e influencia en el PRD ha cambiado y ahora su posición de supuesta crítica es utilizada más por la derecha y el gobierno foxista para atacar al PRD y a López Obrador, que como una guía que ayude a la izquierda mexicana a conducirse en tiempos de crisis.

El ingeniero sigue haciendo de la virtud de apellidarse Cárdenas una desventura política. ¿O cómo entender su ausencia de la campaña de su partido y al mismo tiempo aceptar del gobierno derechista de Fox un cargo honorario del que recibirá un alto presupuesto para conducir hasta el 2010 los festejos de la Independencia y la Revolución?

Ahora que ha tomado el papel de crítico de López Obrador, lo que le ha merecido aplausos de los salinistas, panistas y priistas a los que combatió en tres campañas presidenciales, Cuauhtémoc Cárdenas queda en el ajedrez de la política nacional como una pieza que ha volteado sus colores e invertido su función.

En una carta a la escritora Elena Poniatowska dice que no fue envidia lo que motivo no apoyar a López Obrador ni a su partido en la pasada campaña electoral, sino diferencias en la forma de entender y hacer política.

Pero ¿cuál es la forma de entender la política de Cárdenas cuando ocultó muchos años el encuentro que tuvo con Carlos Salinas de Gortari en 1988 para acordar no iniciar un movimiento de resistencia social como se lo pedían los millones que votaron por él? ¿Cómo entender su proceder cuando durante mucho tiempo se opuso a las voces distintas que dentro del PRD le pedían que dejara su papel de caudillo para abrir un proceso de democratización en el propio partido?

O también habría que preguntar ¿cómo explicar su silencio ante la conducta que tuvo Rosario Robles en el PRD, sobre todo su relación con Carlos Ahumada y la circulación de este empresario argentino con su hijo Lázaro Cárdenas?

La coherencia política en Cárdenas como que no se da. Más bien se acomoda conforme le conviene a sus intereses muy particulares y de familia. Cuando en 1988 no fue elegido por el PRI para ser candidato presidencial, se salió bajo el argumento válido de que no había democracia en su partido. Después, cuando sus excompañeros de partido le hicieron trampa con un enorme fraude electoral para que no le ganara a Salinas, sólo criticó el papel del gobierno de Miguel de la Madrid, a las autoridades electorales y al PAN que convalidó dicho fraude, pero nunca planteó una transformación de las instituciones como desde entonces ya se venía demandando.

Más tarde, en 1989 se formó el PRD quedando al frente de todo el movimiento social generado entonces. Pero cuando se escucharon voces disidentes por su caudillismo, no solamente no las escuchó, sino que las invalidó bajo el argumento de que únicamente querían dividir al PRD.

Hoy que se dieron visos de enormes irregularidades por parte del gobierno de Vicente Fox, del IFE, del sector empresarial y la Iglesia católica, así como del Tribunal Electoral, Cárdenas ni siquiera cuestiona el proceso electoral. En el análisis que hace en la carta enviada a Elena Poniatowska se dedica a hablar de López Obrador y no aborda ninguna de las faltas que se observaron a lo largo del proceso electoral y que mancharon la credibilidad del resultado final.

?Hay que respetar las instituciones democráticas?, dijo en una entrevista con el diario catalán La Vanguardia, al tiempo de criticar la decisión del movimiento popular que encabeza López Obrador de nombrar ?presidente legítimo? al tabasqueño.

Cuauhtémoc Cárdenas a lo más se atrevió en esta elección pasada fue en respaldar la petición del recuento de votos que hizo la coalición Por el Bien de Todos. Hasta ahí llegó su postura.

Es evidente que después de 1988 el ingeniero Cárdenas se alejó de las luchas sociales. De entonces a la fecha se ha dedicado exclusivamente a la actividad partidista y a través de ella logró la jefatura de Gobierno del Distrito Federal, la cual dejó para lanzarse nuevamente como candidato presidencial. Tras la derrota del 2000 se refugió en la Fundación para la Democracia en donde recibía un apoyo importante del PRD ?un millón 20 mil pesos anuales--, sin que se vieran resultados importantes.

En este periodo nunca se vinculó a las luchas que campesinos, indígenas, estudiantes, sindicatos independientes, artistas o intelectuales han realizado en las últimas décadas por democratizar al país. Fiel a su figura inmutable, miró el crecimiento de la derecha y la caída de la izquierda hasta el arribo de López Obrador, a quien siempre le negó su respaldo.

Hoy es también evidente que su intención es recuperar la presidencia del PRD a través de algunos de sus seguidores, pero no para cohesionar la lucha social que ha emergido después del 2 de julio y que, evidentemente, rebasó al propio PRD buscando nuevos cauces, sino que quiere retomar el control del partido, como si fuera un derecho patrimonialista, para lanzar a su hijo Lázaro Cárdenas a la candidatura presidencial del 2012. Al menos, estas son las señales que ha dado de su juego político.


Por : trueeyes




    © 2006  HoyPG - Contra la Ignorancia: Información