Blogs Amigos
Radio AMLO
Videos
Versión Inglés




"La izquierda se levanta"


Selecciona tú reproductor
para escuchar RadioAMLO

Visita su página y apóyalos


“Sufragio efectivo, no imposición"

Andrés Manuel
López Obrador


“...la última de las palabras corresponde al pueblo"

Profirio Muñoz Ledo

correo_hoypg@yahoo.com


Si tienes alguna sugerencia para mejorar nuestro sitio mándanos un correo



Deja tu mensaje (no se permite lenguaje ofensivo)

Escribe tu
denuncia ciudadana, queja, comentario, sugerencia, información, aviso, noticia, llamado, dirección de tu blog, o lo que quieras.




Nombre:

Email, página o blog (opcional):
Mensaje :





Activa tu java

HoyPG - Página Principal

No al Golpe de Estado
No a la imposición


Información actual sobre Andrés Manuel López Obrador ( AMLO ) y el fraude electoral en México.

correo_hoypg@yahoo.com




Visiten la página de la Convención Nacional Democrática:
http://www.cnd.org.mx/


Ayúdanos a difundir esta página: Carteles y tarjetas AQUI



BloGalaxia
Florida Probate
Florida Probate


Pon el banner de HoyPG en tu página:


Powered by:Blogger

¡Sonrie, AMLO es el presidente legítimo!



No olviden dar click en el botón "Ver cartones" para ver los cartones más recientes de los principales diarios.

El programa "La verdad sea dicha" de la semana se encuentra al final del blog.

* Hoy es domingo, octubre 15, 2006

Reportajes

11:19 a. m.

AMLO no viajará hoy a Tabasco

Notimex
15-10-2006, 11:21 hrs.

MÉXICO.- Andrés Manuel López Obrador, ex candidato presidencial de la coalición Por el Bien de Todos, no viajará este domingo a su entidad natal y desde la ciudad de México seguirá el desarrollo de la elección local, confirmó su coordinador de Comunicación Social, César Yáñez.

Dirigentes y legisladores del Partido de la Revolución Democrática (PRD) habían asegurado que López Obrador viajaría a Tabasco para presenciar de cerca el proceso electoral, incluso ayer Jesús Ortega dijo que había la posibilidad de que el político llegara este domingo a esa entidad.

Sin embargo, el coordinador de Comunicación Social del ex abanderado de la extinta alianza del PRD, con el Partido del Trabajo (PT) y Convergencia, informó que el tabasqueño no prevé viajar a ese estado y recordó que López Obrador apoya las candidaturas de manera previa al proceso, pero nunca se hace presente el día de la elección.

Con ello, descartó cualquier posibilidad de que en el transcurso de este domingo el llamado presidente legítimo -quien tomará posesión del cargo el 20 de noviembre-, arribe a Tabasco, donde se realiza la elección para renovar la gubernatura del estado, el Congreso local y 17 alcaldías.

------------>

Marcha y repudio al TLC en frontera México/EE.UU.


APM

Con una multitudinaria marcha contra el TLCAN comenzó en Ciudad Juárez el Foro Social Fronterizo.

Centenares de personas participaron ayer en una marcha contra el Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN) en la ciudad mexicana de Ciudad Juárez, limítrofe con Estados Unidos.

La manifestación es la actividad inicial del Primer Foro Social Fronterizo, en el cual participarán hasta el domingo próximo unos 800 delegados de más de 150 organizaciones de ambos países e invitados de otras naciones del continente, entre ellas Cuba.

El Foro fue creado con el fin de llegar a un plan de acción y de ofrecer soluciones frente a la crisis de esta región fronteriza ahora tan militarizada.

La caminata partió del céntrico parque Barúnda y en unas dos horas llegó al puente internacional de Santa Fe, que permite el cruce sobre el río Bravo hacia la vecina ciudad estadounidense de El Paso, Texas.

Según informó la agencia cubana Prensa Latina, los manifestantes cerraron el paso por la vía durante una hora, coreando consignas contra el TLCAN y el presidente norteamericano, George W. Bush, y su decisión de construir un nuevo muro de más de mil kilómetros a lo largo de la línea divisoria.

La activista Cipriana Jurado, del Centro de Investigación y Solidaridad Obrera, de Ciudad Juárez, explicó que el TLCAN ha tenido nefastas consecuencias para las comunidades pobres de un lado y otro de la frontera.

Añadió que para los campesinos mexicanos significó la ruina de sus economías, debido a la competencia desleal por la libre entrada de productos norteamericanos altamente subsidiados.

Jurado señaló que la crisis económica de las familias empuja a sus miembros a abandonar su tierra natal y cruzar la frontera hacia Estados Unidos, donde son discriminados y mal pagados, lo cual es otra grave consecuencia del TLCAN.

A ello se suman las nuevas medidas de Estados Unidos para militarizar la frontera y el nuevo muro de la muerte de Bush, que incrementan los peligros para los emigrantes, dijo.

Los manifestantes mantuvieron cerrado el paso por el puente internacional Santa Fe alrededor de una hora, bajo estrecha vigilancia de un fuerte contingente policial.

Como parte de las actividades del Foro Social Migratorio los delegados realizaron esta tarde un recorrido por varias zonas industriales conocidas como maquiladoras y barriadas populares de esta ciudad a orillas del río Bravo.

Louis Head, del comité organizador de la cita, indicó que los talleres, seminarios y sesiones plenarias comenzarán hoy y se prolongarán hasta la tarde del domingo, cuando está programada la clausura en la sede de la Universidad Autónoma de Ciudad Juárez.

Según Rubén Solís de la Unión de Trabajadores del Suroeste en San Antonion, Texas, los organizadores del Foro ven en Juárez una ubicación óptima, "donde el norte se encuentra con el sur, donde la política neoliberal crea las riquezas en beneficio de unos pocos, y donde el pueblo y el medioambiente son devastados por el programa de libre comercio."

Refiriéndose a la propuesta de una cerca de 700 millas con el fin de bloquear la entrada de emigrantes hacia los Estados Unidos ?un enfoque del Foro? Solís añade que "es mucho lo que está en juego. Uno tiene que preguntarse si se nos avecina la posibilidad de que surja una situación parecida a la del Medio Oriente, donde un muro impuesto por los israelíes encarcela a los palestinos dentro de su propia patria. Los Estados Unidos demuestran un programa racista respecto a la migración, caracterizada por la propuesta ley de Sensenbrenner pendiente en la Cámara de Representantes, que apoya el desarrollo de un clima que se dirigirá a un aumento de violencia en contra de los emigrantes".

---------------->

Las marranadas de Vicente Fox

Por: Pablo Cabañas Díaz (Fecha publicación:14/10/2006)
Información Adicional
Tema: Situación en México
País/es: México


Se habló de "dinero negro", se cuestionó la legitimidad del presidente Fox, también al consejero Alonso Lujambio, y José Woldenberg no pudo ocultar lo mucho que lo tensaban las posturas de Jaime Cárdenas y, al final, cuando el PAN se dolió de un "trato injusto" por la multa "excesiva", Juan N. Guerra, representante del PRD ante el IFE, le reviró al ahora secretario particular de Felipe Calderón, Rogelio Carbajal: "¡la Presidencia les salió barata!" Y lo conminó: "De manera que no se quejen porque 500 millones de pesos por la Presidencia... " Y parafraseando a Fox concluyó que su elección fue "una marranada".

En junio de 2000, pocas semanas antes de las elecciones, el entonces senador Enrique Jackson dio a conocer varios documentos, cuyo origen nunca ha explicado, sobre trasferencias de fondos extranjeros a la campaña de Vicente Fox. Las copias fotostáticas de varios cheques mostrados por Jackson indicaban que un organismo llamado Instituto Internacional de Finanzas, ubicado en Puebla, había recibido transferencias bancarias desde varios países, especialmente de una empresa de Bélgica. Esos recursos eran depositados en cuentas bancarias de empresas como K-Beta y Tecnología en Impresos de las que era propietario, o socio, el señor Lino Korrodi, responsable de las finanzas de la Alianza por el Cambio.

El dinero enviado desde fuera del país no se quedaba allí. Era depositado en cuentas a nombre de familiares de Korrodi o de una misteriosa señora Carlota Robinson, quien luego pagaba gastos del grupo Amigos de Fox. Tantas vueltas para mover los mismos recursos eran, por sí solas, sospechosas. Amigos de Fox tenían o creían tener motivos para actuar de manera culposa, porque de otra manera no se explica por qué ese dinero era transferido de una cuenta a otra.

Ese lavado de dinero que terminaba beneficiando las tareas de proselitismo de Vicente Fox fue denunciado por Jackson Ramírez en la Comisión Permanente del Congreso y días después fue motivo de una reclamación formal del Partido Revolucionario Institucional (PRI) ante el Instituto Federal Electoral (IFE). Allí se presentaron pruebas de que la señora Robinson había pagado en Televisión Azteca anuncios a favor de Fox.

Parecían configurarse varias infracciones al Código Federal de Instituciones y Procedimientos Electorales (Cofipe). Está prohibido que los partidos y candidatos en campaña reciban dinero del extranjero. Está prohibido que un particular haga contribuciones políticas mayores a 750 mil pesos y el cheque de la señora Robinson era por 900 mil. Además es ilícito que una persona ajena a un partido contrate publicidad de un candidato.

El IFE encontró, apoyado en las evidencias que presentaba la denuncia del PRI, que esos gastos habían correspondido a tareas realizadas por Amigos de Fox antes de la temporada oficial de campañas electorales. La comisión del IFE encargada de atender esa queja indagó a qué publicidad correspondía el pago realizado por la señora Robinson. Televisión Azteca informó que se trataba de anuncios transmitidos durante 1999, cuando aún no comenzaba el periodo formal de campañas rumbo a las elecciones presidenciales. Esa afirmación fue verificada con el monitoreo de transmisiones televisivas que realiza el IFE.

Aunque los pagos cuyos cheques fueron conocidos se habían efectuado en el 2000, correspondían a gastos hechos antes del periodo para el cual la ley impone restricciones a los candidatos y partidos. Es decir, no había violación del Cofipe.

Además el IFE solicitó a la Comisión Nacional Bancaria y a la Secretaría de Hacienda información sobre las transferencias denunciadas por el PRI. La negativa de esas dependencias dejó al IFE sin más elementos para proseguir su indagación.

A resolver este problema que había llegado al IFE, se abocó la Comisión de Fiscalización de los Recursos de los Partidos que presidía el entonces consejero electoral y hoy comisionado presidente del Instituto Federal de Acceso a la Información Alonso Lujambio. Después de múltiples denuncias en medios y de fuertes presiones del PRI y del Partido de la Revolución Democrática (PRD), el argumento que utilizó Lujambio para neutralizar este conflicto, fue que no había motivo para continuar una averiguación acerca de gastos que no eran violatorios de la ley. Señaló Lujambio el 9 de agosto de 2001 que 'aunque sea discutible, si un grupo no partidario recibe recursos del extranjero, o si un candidato se beneficia de una aportación superior a la que establece la ley pero para sufragar gastos realizados antes del periodo oficial de campañas, se trata de acciones permitidas por el actual marco jurídico'.

Ese mismo día, cuando el Consejo General del IFE discutió ese asunto en una sesión ríspida y muy larga, el consejero Jaime Cárdenas Gracia propuso que el Instituto Federal presentara su exigencia de información ante el presidente Fox y que en caso de persistir la negativa, se interpusiera un recurso de controversia constitucional. Escudados en apelaciones jurídicas y 'vacíos en la ley', siete de los nueve consejeros electorales del IFE desecharon las quejas priísta y perredista para investigar los recursos que empresas extranjeras canalizaron a la campaña de Vicente Fox. Se rechazó además la vía de la controversia constitucional o que el IFE solicitara al propio presidente la información que Hacienda negó insistentemente.

El consejero Jaime Cárdenas remitió una misiva a Fox en la que, 'como ciudadano y como consejero', le solicitó que instruyera a quien correspondiera en la administración pública y a sus colaboradores de precampaña y campaña para que entregaran la información que requería el IFE para cumplir con su función.

No sigamos rindiéndole culto a la opacidad de los actos políticos, a la desinformación pública y a la elusión de las normas constitucionales, le dice Cárdenas a Fox en la misiva. Voces que rebotaron en el salón de sesiones, recriminaciones y un consejero, Alonso Lujambio, responsable de elaborar el dictamen que aprobaron siete de los nueve consejeros que integran el Consejo General, haciendo malabares verbales para defender el documento y argumentar que las quejas se refieren a las precampañas, 'un asunto que no está regulado por el código electoral en vigor'.

En rechazo a los dictámenes y la controversia constitucional o solicitar la información a Vicente Fox votaron José Woldenberg, el propio Lujambio, Gastón Luken, Jacqueline Peschard, José Barragán, Mauricio Merino y Virgilio Rivera. En contra sufragaron Jaime Cárdenas y Jesús Cantú.

El 3 de septiembre de 2002, el Juzgado Cuarto de Distrito en Materia Administrativa concedió la 'suspensión definitiva' a la agrupación Amigos de Fox, con lo que consiguió evitar que el IFE recibiera de la Comisión Nacional Bancaria y de Valores (CNBV) un reporte de los movimientos bancarios efectuados por la agrupación que financió la precampaña y parte de la campaña de Vicente Fox.

La decisión del juez ratificó que en relación con las investigaciones sobre el presunto financiamiento ilegal de la campaña presidencial foxista: el destino de las pesquisas estaba en manos del Poder Judicial. Hasta la fecha, todos los amigos del presidente Fox señalados como intermediarios en las transferencias de dinero recibieron la protección de diversos jueces para que sus cuentas empresariales y personales no fueran sometidas al escrutinio de las autoridades electorales.

Lino Korrodi y sus empresas Alta Tecnología en Impresión, SA de CV y K-Beta SA de CV; Carlota Robinson, Carlos Rojas Magnón, Bancomer-Bilbao Vizcaya Argentaria (BBVA), así como ahora la organización Amigos de Fox gozan de 'suspensiones definitivas' que los mantuvo fuera del alcance del IFE.

El 4 de septiembre de 2002, el Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación ?TEPJF, máxima autoridad en la materia, y cuyas resoluciones, cuando menos en el papel, son definitivas e inatacables? determinó que el IFE es, para efectos de fiscalizar los ingresos y gastos de los partidos, autoridad hacendaria, es decir, no están sujetos al secreto bancario. Sin embargo, por la vía de los jueces tal decisión ha sido bloqueada.

El tema había quedado de tal manera fuera del ámbito de la autoridad electoral y en la ámbito del Poder Judicial que algunos jueces negaron incluso el carácter de 'tercero perjudicado' al IFE, dado que argumentaban que era un conflicto entre la CNBV y un particular, y no materia del ámbito electoral. En tanto, para tener mayor protección Amigos de Fox interpusieron recursos de queja contra la decisión de los jueces de reconocer al IFE como interesado.

Los presuntos implicados en el supuesto financiamiento ilegal a la campaña foxista mantuvieron al IFE fuera del litigio, dado que si los jueces asumían que se trataba de un asunto electoral, no sólo tendrían que negar definitivamente el amparo, sino declararse autoridad incompetente para conocer del caso (el TEPJF pertenece al Poder Judicial) y la Ley de Amparo establece que este recurso es improcedente en materia electoral.

Como diría José Woldenberg, este escándalo 'desgastó' a más de un consejero. Pero también fue un debate que se dio en el mayor de los sigilos, un debate en el que la única coincidencia fue que Vicente Fox sabía que su triunfo del 2 de julio de 2000 se había consumado por medios extralegales.

Se habló de 'dinero negro', se cuestionó la legitimidad del presidente Fox, se cuestionó al consejero Alonso Lujambio, y José Woldenberg no pudo ocultar lo mucho que lo tensaban las posturas de Jaime Cárdenas y, al final, cuando el Partido Acción Nacional (PAN) se dolió de un 'trato injusto' por la multa 'excesiva', Juan N. Guerra, representante del PRD ante el IFE, le reviró al ahora secretario particular de Felipe Calderón, Rogelio Carbajal: '¡la Presidencia les salió barata!' Y lo conminó: 'De manera que no se quejen porque 500 millones de pesos por una Presidencia... les salió barata', y parafraseando a Fox concluyó que su elección fue 'una marranada'.

'La ganó ?apuntó Guerra? violando la Constitución, con financiamiento paralelo, rebasando topes de campaña y con recursos del extranjero. Pero en este Consejo del IFE no hay distinción a la hora de sancionar, entre faltas administrativas y violaciones graves a la Constitución'.

Tres años de litigio resumidos en 21 tomos (más de 4 mil páginas), que recuperan los pasos ?que algunos creyeron perdidos? del presidente y sus amigos en campaña, fueron puestos sobre la mesa del Consejo General del IFE. Y el saldo fue la ya anunciada multa de 545 millones 169 mil 649 pesos con 45 centavos para la coalición que lo registró, la Alianza por el Cambio, formada por el PAN y el Partido Verde Ecologista de México (PVEM).

Como el presidente Fox era militante del PAN y fue su candidato antes que de los verdes, 360 millones 971 mil 39 pesos con 40 centavos deberán ser pagados por el blanquiazul y el resto, 184 millones 198 mil 610 pesos con cinco centavos, por el PVEM, pese a que éste juró ser ajeno al manejo irregular.

Cinco horas con tres minutos de encono entre consejeros y entre representantes de partidos. De un debate en el cual ni siquiera el PAN alegó la ignorancia del presidente en el caso, ni un atisbo de intención que lo dejara al margen. Rogelio Carbajal, joven representante del panismo, sólo se empeñó en sostener hasta el final que su partido nunca supo lo que estaba haciendo Amigos de Fox y que de lo más que se le podría acusar es de 'omisión', de no haberse percatado de lo que estaba pasando. Por supuesto que nadie le creyó, y en el salón de sesiones del IFE se escuchó un largo murmullo.

Responsable de la investigación a los Amigos de Fox, a Lujambio le tocó defender el polémico dictamen. Un apretado resumen de las operaciones financieras para terminar rebatiendo el argumento central de los partidos enjuiciados; era materialmente imposible que ellos y su candidato desconocieran el origen del financiamiento. Cuestionado por todos y por todo, defendió su dictamen hasta el final y, cuando el PRI lo increpó porque en el documento no había un señalamiento directo contra el presidente Fox, Lujambio respondió que en todo el entramado 'el presidente sí jugó un papel, está documentado y pormenorizadamente explicado' en el dictamen.

Con Alonso Lujambio votaron los consejeros José Woldenberg, Mauricio Merino, Jesús Cantú ?cuyos afanes releccionistas lo llevaron a quedarse callado durante el debate?, Gastón Luken y Jacqueline Peschard. La sexteta que siempre respaldó los dictámenes de la Comisión de Fiscalización. En la mesa del Consejo General hay 22 miembros y curiosamente son siempre seis los que llegan a las sesiones 'con un voto preestablecido' y no escuchaban al resto.

La postura del PRI fue que el dictamen regresara a la Comisión de Fiscalización ?lo secundaron el PVEM y el Partido del Trabajo? para que se investigara más exhaustivamente y sea el próximo Consejo General el que, con una mirada más fresca, resuelva el caso. Incluso en el debate se acusó a los seis consejeros que se manifestaron en favor del dictamen de tener un compromiso con el gobierno foxista.

Convencido del fondo y la forma del dictamen, el entonces consejero Mauricio Merino reivindicó el monto de la multa y los procedimientos para llegar a ella: 'Fueron correctos y no los que caprichosamente se hubieran querido inventar por éste o aquel actor político'. Su pronunciamiento fue una respuesta a los cuestionamientos de Jaime Cárdenas de que no se castigó al PAN por el 'fraude a la ley' en que incurrió al montar, junto con Amigos de Fox, una red de financiamiento paralelo para eludir la fiscalización del IFE.

Merino colocó al presidente Fox como el eje de las acciones ilegales: 'todo el dictamen está construido sobre la base de la responsabilidad que sí tuvo el candidato Vicente Fox; este candidato lo fue de una coalición y por ello la responsabilidad es para ambos partidos de la coalición'.

El costo de la Presidencia de la República para el PAN fue de 360 millones 971 mil 39 pesos con 40 centavos, para José Woldenberg, entonces presidente del Consejo General del IFE, lo ocurrido fue una victoria del órgano electoral, más allá del desgaste de las personas. Hizo el recuento de los 'obstáculos' que debieron enfrentar y pidió a todos: 'Miren la dimensión de la tarea que hizo el IFE en torno a una queja que involucra nada menos que al presidente actual... el IFE no se amilanó ni se amedrentó, pero tampoco estuvo al lado del tribunal de la opinión pública ni de la especulación ni el juicio exprés... no edulcoramos los actos, pero tampoco los inventamos o los agravamos... si quieren una muestra de autonomía y aplicación irrestricta de la ley, aquí la tienen'.

Gastón Luken votó en favor del dictamen, pero no estaba tan eufórico como Wolbenberg. Expresó su convicción de que el documento tenía elementos suficientes para acreditar las sanciones impuestas, pero también dijo que 'no es lógico ni creíble' el argumento de que los partidos coligados o el presidente fueran ajenos a las andanzas de Amigos de Fox. Lamentó que los involucrados en el caso hayan lastimado 'el voto' que recibieron el 2 de julio de 2000, porque 'el fin pretendido no justifica los medios extralegales utilizados' y a la postre el triunfo "se ve mermado en términos de ética política y social'.

Pidió al Consejo General que 'se dé alcance' de todo el contenido del dictamen a la Fiscalía Especializada para la Atención de Delitos Electorales (Fepade) para que ésta pueda deslindar responsabilidades personales en el caso, dado que al IFE la ley sólo le permite sancionar a partidos. Pero en esta escena de teatralidad también había un mensaje oculto: no había una condena a la persona de Vicente Fox en el dictamen.

Jaime Cárdenas y José Barragán, constitucionalistas los dos, cuestionaron no sólo la exhaustividad de la investigación, sino la construcción jurídica del dictamen. Ambos demandaron mayor castigo, en función del 'dolo' con que actuaron el PAN y Amigos de Fox, y también deslindaron al Verde, al imputarle sólo una responsabilidad 'culposa'. No hay en el dictamen, dijeron, una sola prueba documental de la complicidad del PVEM. Se abstuvieron en la votación y no votaron en contra porque su postura era que la conducta de los partidos coligados era sancionable.

También el consejero Virgilio Rivera se abstuvo. Pero al contrario, él lo hizo por considerar desproporcionada y 'alejada del principio de equidad' la sanción impuesta. Le pareció muy elevada. El 15 de octubre de 2003, Eduardo Huchim publicó un artículo en el que señaló que el IFE sí incurrió en una importante omisión, al no ser exhaustivo, en un primer momento, en el caso Amigos de Fox, en virtud de que:

a) 'El IFE no investigó a varias personas físicas y morales, entre las que figuran nada menos que Lino Korrodi Cruz, el fideicomiso de Rojas Magnon y Carlota Robinson Kauachi. En autos no consta alguna actuación por la cual se pusiera de manifiesto la intención de investigar la existencia y ubicación de las personas mencionadas...'

b) Fueron deficientes las diligencias con las cuales se intentó localizar a las empresas K-Beta, Grupo Alta Tecnología en Impresos y ST and K de México, así como a la sociedad Amigos de Fox.'

c) 'En esa virtud, no puede decirse que la investigación se haya agotado, pues ni siquiera se llevaron a cabo las diligencias con las que lógicamente debió iniciar...'

d) 'No fue correcto que la autoridad electoral aceptara la negativa de la Comisión Nacional Bancaria y de Valores a proporcionar informes sobre diversas operaciones bancarias'.

La experiencia señala que las crisis políticas se presentan cuando los gobiernos y los liderazgos no responden a las expectativas sociales. Los datos están a la vista: 1968, 1971, 1976, 1982, 1988 y 1994. No hubo una crisis de final de sexenio en 2000 porque el electorado encontró una salida política en la candidatura presidencial de Fox y en la oportunidad de impedirle al PRI seguir regenteando la Presidencia de la República. Hoy, el escenario es distinto y se encuentra plagado de riesgos y amenazas para la estabilidad social, política y económica del país y uno de los puntos centrales de esa tensión es la ausencia de transparencia con la que inició y concluyó el gobierno de Vicente Fox.

--------------->

Reserva Fox más de 5 millones de archivos

Pese a las leyes de Transparencia, el sexenio foxista clasifica datos hasta el año 2018

Proceso
Domingo, 15 de Octubre de 2006

Distrito Federal-- Si un historiador quiere enterarse de una evaluación hecha en Los Pinos sobre el desempeño del propio gobierno foxista, tendrá que esperar, por lo menos, hasta el año 2009. Ese archivo está clasificado como reservado. En caso de que algún académico esté interesado en estudiar cómo pulsó Vicente Fox la reacción de la ciudadanía ante situaciones coyunturales, deberá aguardar hasta el 2010.

Y si un periodista o cualquier mexicano pretendiese analizar alguna de las 495 "encuestas de opinión" operadas desde el Centro de Investigación y Seguridad Nacional (CISEN), no podrán hacerlo sino a partir del 2018.

De esta forma, el gobierno que utilizó la transparencia y la rendición de cuentas como cartas de presentación --dentro y fuera del país--, dejará a su sucesor, Felipe Calderón, un legado de 5 millones 147 mil 293 archivos ocultos.

Con la agravante de que, cuando el presidente Fox abandone el poder, el próximo 1 de diciembre, el número de expedientes reservados habrá crecido más de 300 por ciento en los últimos dos años, y algunos de ellos podrán mantenerse bajo el cerrojo hasta el 2018.

Utilizando su propio criterio para decidir qué es público y qué no, la residencia oficial de Los Pinos ha enviado 209 asuntos al Indice de Expedientes Reservados, entre los cuales destaca el estudio titulado: Percepción y evaluación sobre la gestión presidencial y de gobierno. Expectativas y reacciones ante diversos escenarios y/o situaciones coyunturales nacionales o internas.

Como si se tratara de secretos bancarios o de expedientes judiciales, la Secretaría Particular de la Presidencia determinó que un paquete de nueve archivos relacionados con las actividades oficiales de Vicente Fox permanezca cerrado hasta el 2010.
Más aún, aunque el pasado 12 de julio venció el plazo que impedía acceder a una serie de encuestas que midieron la percepción pública del gobierno foxista, el Comité de Información puede intentar la prolongación de la reserva, sólo que para ello tendría que convencer a los comisionados del Instituto Federal de Acceso a la Información Pública (IFAI).

Esto, porque recientemente, por decisión unánime, el IFAI ordenó a la Presidencia de la República entregar a la reportera de El Universal Lilia Saúl el expediente que contiene una serie de spots y la medición de su impacto. Se trata de la propaganda emitida durante el pasado proceso electoral que, a la postre, le valió a Vicente Fox una reprimenda por parte del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación (TEPJF).

Consultada por Proceso, la comisionada y expresidenta del IFAI, María Marván, consideró que alrededor del 25 por ciento de los más de 5 millones de expedientes en cuestión merecerían revisarse con detenimiento, ya que, tras una primera lectura, no parecen estar relacionados con la seguridad nacional, el secreto bancario, los expedientes médicos, la diplomacia o los datos personales previstos por la ley.
"De cualquier manera, todos esos expedientes son susceptibles de abrirse. Nada impide a los ciudadanos hacer solicitudes de información sobre ellos, y en el IFAI revisaremos los casos. En lo personal, prefiero que estén reservados que triturados, como aconteció antes de que existiera la Ley de Transparencia", comentó.

Le pareció comprensible que la Secretaría de Hacienda, el Banco del Ejército y la Junta Federal de Conciliación y Arbitraje se encuentren entre los organismos con más archivos clasificados, pero aclaró que inclusive en casos como éstos debe hacerse una cuidadosa revisión, pues se han presentado errores. "Por ejemplo, en alguna ocasión atrapamos a una dependencia declarando la inexistencia de unos documentos, cuando con anterioridad ya los habían registrado como reservados".

Y precisó: "Tan sólo en la etapa que va de julio a diciembre del 2006 se vence el periodo de clasificación sobre 453 mil asuntos. Ahora, para mantenerlos en esas condiciones, van a tener que contar con la aprobación del IFAI. Ya no bastará con la sola opinión de los funcionarios".

PRISAS DE FIN DE SEXENIO
No son pocos los expedientes reservados que escamotean a los ciudadanos la posibilidad de esclarecer cómo se han utilizado los recursos públicos.
Por ejemplo, Proceso comprobó que la empresa de participación estatal Fonatur-BMO reservó por cinco años el contrato para mantenimiento y remodelación de un laboratorio de vacunas, con el argumento de que estaba de por medio "la vida, la seguridad o la salud de cualquier persona". Pero esos mismos documentos guardan una historia de malversación del presupuesto.

Conforme al resultado de la auditoría 03/06 --de la que este reportero tiene una copia--, el Organo Interno de Control en la Secretaría de Salud consignó el desvío de 34 millones 500 mil pesos a consecuencia de una serie de graves irregularidades relacionadas con dicho contrato.

Pero hasta ahora no puede saberse qué pasó.

Y las dudas se multiplican por el hecho de que, en vísperas del cambio de gobierno, un alto número de funcionarios decidieron reservar cientos de archivos, como confirmó Proceso.

Así, en la Central Nucleoeléctrica Laguna Verde clasificaron, de un solo golpe, 2 mil 18 expedientes por el máximo que les permite la ley: 12 años. Contienen planes de emergencia, resultados de mantenimiento, documentos sobre protección radiológica, planos, expedientes de vendedores (sic) y facturas sobre la construcción de una bóveda, entre otros.

Y, a su vez, la Secretaría de Gobernación colocó en el Indice de Expedientes Reservados 2 mil 35 archivos, todos relacionados con el funcionamiento de fideicomisos para la protección de desastres naturales.

Igualmente, pese a que según el IFAI debe prevalecer la transparencia cuando haya transferencias de recursos públicos, la Comisión Reguladora de Energía rechaza el acceso, hasta por 12 años, a los contratos que ha tenido con la iniciativa privada.
De este modo, la Dirección de Gas Natural clasificó y reservó hasta el año 2017 todos los permisos para la distribución de ese insumo que fueron otorgados, mediante licitaciones públicas, a la compañía Natgas. Por su parte, la Unidad de Reestructura Eléctrica impidió acceder a los estudios y asesorías pagados con recursos públicos con el argumento de que "aún no se toman las decisiones oficiales correspondientes".

La situación cobra dimensiones alarmantes cuando se observa que el Indice de Expedientes Reservados no ha dejado de aumentar desde su creación, en el 2004.
Las 240 dependencias sujetas a la normatividad y criterios del IFAI clasificaron ese año 1.5 millones de asuntos. En el 2005 reportaron 3.5 millones. Ahora, cuando ya trabaja el equipo de transición calderonista, los archivos inscritos suman 5 millones 147 mil 293.

LA REVERSA
Singularizado justamente por haber impulsado la transparencia y apoyado la creación del IFAI, Vicente Fox no sólo desoye ahora las órdenes de los comisionados, sino que desliza una reforma para clasificar como de "uso restringido" la información sobre el patrimonio de cualquier persona, incluidos los funcionarios.

Más todavía, desde Los Pinos se maniobró para imponer al nuevo presidente del IFAI, como lo reveló a Proceso el comisionado Horacio Aguilar, quien dijo haber recibido llamadas telefónicas desde la Presidencia de la República --y también del equipo de transición--, para pedirle votar por Alonso Lujambio como máximo responsable del organismo.

Fue en el 2002 cuando Fox mandó a la Cámara de Diputados una de las tres iniciativas que existieron para crear la Ley de Transparencia. De acuerdo con el ensayo Leyes de Acceso a la Información en el Mundo, de John M. Ackerman e Irma E. Sandoval, uno de los propósitos era "mejorar su presencia" ante el socio y vecino Estados Unidos, pero, además, estaba presionado por los trabajos del Grupo Oaxaca, conformado por académicos, universidades y especialistas en la materia dedicados desde tiempo atrás en confeccionar gran parte de la ley ahora vigente.

E inclusive el gobierno foxista impulsó un mecanismo para la rendición de cuentas llamado Compranet, por medio del cual pueden en teoría consultarse en Internet todas las compras y adquisiciones de las secretarías de Estado. Aunque el gobierno de Fox fue elogiado en Centroamérica por ese programa, se produjo el escándalo denominado Toallagate cuando Milenio Diario destacó que en Los Pinos se compraron toallas con un precio de 4 mil 25 pesos y juegos de sábanas por 38 mil pesos destinadas la cabaña de la familia Fox.

Sólo habían pasado siete meses del gobierno foxista, y a partir de entonces los movimientos económicos en Los Pinos atrajeron las miradas de los reporteros, al punto de que, de acuerdo el IFAI, la Presidencia de la República se ha mantenido dentro de las 20 dependencias sobre las cuales se requiere más información. Hasta fines del año pasado, había sido objeto de 2 mil 177 solicitudes, sin contabilizar lo que se acumule en 2006.

Ante las críticas por el uso de recursos públicos que hacían Fox y su esposa Marta Sahagún, la Unidad de Enlace de la Presidencia --encargada de atender las solicitudes--, poco a poco fue acotando los márgenes para acceder a los archivos con datos sensibles de La pareja, como bautizó el periodista Julio Scherer, en su más reciente libro, a los habitantes de Los Pinos Uno de esos archivos protegidos fue el relativo a la solicitud de información que hizo este reportero en torno a los gastos, con cargo al erario, que había realizado Sahagún en su guardarropa. Aunque la Presidencia se opuso rotundamente a difundir ese tipo de información, cinco comisionados del IFAI le ordenaron entregar las facturas y, entre otras cosas, quedó al descubierto que había gastado más de 300 mil pesos en prendas de vestir durante un año. En un solo día de compras por Polanco, la primera dama derrochó 84 mil pesos en bolsas y accesorios. Igualmente, el mismo día en que encabezó una reunión internacional de esposas de jefes de Estado, Marta Sahagún recorrió una tienda de la firma española Loewe para adquirir un total de 16 prendas.

La difusión de datos como esos levantó una ola de reacciones adversas y, al año siguiente, en el 2004, al pedirse una nueva relación de gastos de Marta Sahagún en guardarropa, la respuesta fue que, en este concepto, no se volvió a tocar el presupuesto.

Mas la resistencia a informar sobre el destino de los recursos públicos incluye todo tipo de procedimientos, al grado de que, entre junio del 2003 y diciembre del 2005, diversas instancias oficiales presentaron 101 solicitudes de amparo contra los dictámenes del IFAI, incluyendo a PEMEX, el IPAB y la CNBV. Diez de esos amparos fueron promovidos por la Secretaría de Energía, Luz y Fuerza del Centro, el Sistema de Administración Tributaria, y el Servicio de Administración y Enajenación de Bienes. Cuando los juzgados fallaron en contra de algunos de esos organismos, surgió otra modalidad: 11 funcionarios del IPAB, de la CNBV y de la Subsecretaría de Egresos de Hacienda fueron alentados por sus jefes para presentar amparos en lo individual alegando que si cumplían las órdenes del IFAI irían a la cárcel por violar el secreto bancario. Todos perdieron los litigios.


Por : trueeyes




    © 2006  HoyPG - Contra la Ignorancia: Información